Actualmente, si necesitas un tratamiento de ortodoncia, existen múltiples opciones para elegir. Entre ellas, se encuentra la ortodoncia cerámica o de porcelana, una opción si lo que buscas es un tratamiento más discreto.

Hace tiempo, este tipo de ortodoncia apareció como alternativa a los Brackets metálicos, los cuales, tienen como punto débil que son muy escandalosos en la boca. Así, la ortodoncia cerámica se presenta como una opción para mejorar este aspecto que tanto preocupa a los pacientes. Además, al ser de un material menos basto, produce una menor irritación.

La ortodoncia cerámica se coloca de la misma manera que la metálica y se compone de los mismos elementos. No obstante, están hechos de un material similar al esmalte natural del diente y en algunos casos el alambre que fija el aparato es blanco, lo que proporciona una mayor discreción. Sin embargo, algunos pacientes tendrán que llevar un arco de metal, por lo que el componente estético será fruto del color de los Brackets.

La eficiencia de los aparatos de porcelana es la misma que la de los metálicos. Pueden tratar la mayoría de los problemas dentales comunes en niños y adultos.

Como otra desventaja, es necesario señalar que con el tiempo es probable que se vayan tiñendo y pierdan el componente estético que les caracteriza. Por otra parte, su precio es algo más elevado que el de los Brackets metálicos. Aunque tengan la misma finalidad, la discreción se paga.