La ortodoncia con brackets linguales es aquella que va colocada en la parte interna del diente, es decir, en la cara lingual. Es un tipo de ortodoncia fija y se caracteriza por ser la única que no se ve absolutamente nada.

Su eficacia es igual que otros sistemas de ortodoncia menos estéticos; se pueden solucionar cualquier defecto relacionado con el alineamiento o mordida. No obstante, su proceso de elaboración varía y su funcionamiento es ligeramente diferente.

En primer lugar, son tecnológicamente muy avanzados. Su diseño se realiza uno a uno por ordenador y su posterior fabricación se lleva a cabo de manera personalizada y con una aleación de oro. En cambio, el resto de Brackets (metálicos, zafiro, transparentes…) no cuentan con este componente tecnológico y se elaboran con un material mucho más barato, lo que se refleja en la diferencia de precio.

La ortodoncia lingual tiene muchos beneficios, aunque también podemos encontrar alguna desventaja.

Ventajas

100% invisible

Tal y como hemos comentado anteriormente, es la única ortodoncia totalmente invisible. Es cierto que al Invisalign se le nombra siempre como ortodoncia invisible, sin embargo, a distancias cortas se puede ver. La ortodoncia lingual, al estar oculta tras el diente, es completamente imperceptible, por lo que es perfecta para aquellos que la estética es un punto muy importante a la hora de elegir el tratamiento

Altamente eficaz

Existen falsos mitos sobre que las ortodoncias más estéticas son menos eficaces. Es completamente falso, pues, como hemos mencionado, puede abordar cualquier tipo de maloclusión. Eso sí, los casos deben evaluarse uno a uno y abordarlos con el tratamiento más adecuado.

No produce manchas visibles

Es habitual que con los métodos de ortodoncia fija salgan pequeñas manchas en el esmalte. En este caso, al estar colocados en la parte interna, no se verán dichas marcas.

Indicada para deportistas

Al realizar deportes, sobre todo si son de contacto, existe la posibilidad de sufrir algún golpe en la zona de la boca. Si llevas Brackets, de seguro surgirá alguna herida. Con este tipo de ortodoncia no ocurrirá, por lo que es una gran opción para los deportistas

Comodidad y precisión

Son finos, pequeños y están fabricados a medida. Además, están configurados por ordenador lo que consigue una gran precisión para cumplir los tiempos planificados.

Contras

Higiene

Como cualquier método de ortodoncia fija, tiene inconvenientes a la hora de la higiene. Es más difícil que lleguemos a todos los rincones de nuestra boca.

Restricciones en la alimentación

Se recomienda evitar la ingesta de alimentos duros y pegajosos, así como morder haciendo palanca (comer un bocadillo, por ejemplo)

Precio

Su precio es bastante más elevado que el resto de los tratamientos, por lo que suelen recurrir aquellos pacientes que dan mucha más importancia a la estética que al precio.

Periodo de adaptación

Toda ortodoncia tiene un periodo de adaptación. En este caso, es un poco más largo que el del Invisalign, por ejemplo, pero en 2 o 3 semanas las molestias al comer o hablar desaparecerán.